Volar en avión es emocionante. No sólo por la sensación que origina el encendido de las turbinas; sino, porque además el transporte aéreo otorga grandes ventajas, tal como el de “acortar” las distancias entre un lugar y otro, el aumentar el tráfico comercial, ganar mucho tiempo de viaje, entre otras cosas más.


El incremento de la industria aerocomercial en nuestro país, impulsada principalmente por el turismo, ha provocado gran reacción en las iniciativas privadas y estatales. Entre ellas tenemos la creación de futuras nuevas rutas aéreas internacionales hacia destinos no tradicionales; el interés de utilizar al Jorge Chávez como “hub”, es decir como puerto de transbordo de pasajeros a otros destinos de sudamérica, teniendo en consideración que además éste ha sido elegido como el mejor aeropuerto en Sudamérica, en el 2009, según la World Airports Awards; la necesidad de crear rutas directas entre Lima y París (Francia), Londres (Inglaterra), Frankfurt (Alemania) y Milán (Italia) ha provocado que al menos cinco aerolíneas estén interesadas en ingresar al “monopólico” mercado nacional, y una realizaría su ingreso en el segundo semestre del presente año para aumentar la conectividad entre el Perú y los Estados Unidos, además del ingreso de Air Europa para robustecer la ruta Madrid-Lima (o viceversa); así también las proyecciones a futuro que tiene LAP para el 2013 son por ejemplo que al menos tres nuevas aerolíneas ingresen a nuestro país, para ello necesitarían realizar algunos cambios en la infraestructura actual como el de ampliar el terreno actual para dar espacio a estas nuevas naves, para apoyar ésto el Poder Judicial se ha pronunciado sobre las propiedades embargadas a Aerocontiente para dar paso a la construcción de nuevos hangares, entre otras cosas.

Lo dicho hasta ahora es con relación al ámbito internacional. Pero, qué pasa con el desarrollo interno, regional, nacional? Si están habiendo cambios a nivel internacional, la estructura nacional debe acogerlos fortalecida y renovada. Bueno, recientemente hemos sido testigos del nacimiento de la, ahora, tan “peruana” Peruvians Airlines (al respecto un post anterior), cuya campaña de lanzamiento se orientó a relucir la figura de Lourdes Flores y/o a dar el mensaje de “romper” el –dícese- monopolio existente por Lan (y Taca), más que el de crear una nueva forma de concebir los beneficios de los vuelos Ryanair - Palma.Mallorca comerciales a nivel nacional . Por otro lado, la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (CORPAC) anunció la reducción de hasta el 25% en muchas de sus tarifas por servicios prestados a las aerolíneas así como una serie de incentivos tributarios, la compra de 8 radares, entre otras cosas; asimismo, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones anunció un paquete de 15 propuestas para llevar a cabo una modernización en este sector. Además de ello, una de las ideas que surgieron fue la de crear un “apoyo” al “Jorge Chavez”, construyendo un aeropuerto internacional en la ciudad de Pisco, ubicada en el departamento de Ica, a sólo 220 kilómetros de Lima. Con esta idea, no sólo se daría mayor flujo de tráfico aéreo del país, sino que además el mercado interno de dicha ciudad, y departamento, se vería beneficiada con la llegada de estos turistas, o de gente que realiza su transbordo por el Perú hacia otros lugares de Sudamérica o fuera del continente.

Pero acaso todo ello es suficiente como para dar viabilidad a este proceso de crecimiento aerocomercial, de mercado interno y su relación con el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos? Qué hacemos levantando monumentos a deportistas por triunfos pasados, cuando deberíamos estar desarrollando políticas alimenticias, académicas, etc. a futuro para que nos den deportistas exitosos, verdaderos talentos identificados por su tesón; qué Vueling - Bcn.Mad estamos haciendo de nuestra gastronomía con tanta propaganda, sino no contamos con una organización tal que identifique cada materia prima a nuestro país con su producción a nivel internacional; qué ganamos con estar y levantar expectativas ante una premiación internacional (“no nuestra, porque lo internacional es mejor”) si no generamos escuelas de arte, si no cambiamos los prejuicios con aquellas carreras y no miremos mal a quien quiera dedicarse a ello? Cimentemos.


Aquí una de Foo Fighters, Learn to fly. Aprendamos a desapegar bien nuestro país.

Anuncios