El pasado viernes 23, asistí al Seminario Emprende Pucp 2009, organizado por el CIDE, Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la Pontificia Universidad Católica del Perú, en el auditorio de Derecho. Aquí un recuento de las tres primeras ponencias desarrolladas durante la mañana.

Se dio inicio con un breve pero puntual discurso del profesor, ex Decano de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Pucp, Ing. Eduardo Ísmodes. Discurso que hizo incapié a la –siempre- necesidad de una organización eficiente, en el que la Investigación y la Innovación deben ser las espadas de lucha frente a la necedad en nuestra sociedad.

Para ayudar a combatir ello, añadió, el CIDE trabaja conjuntamente con personajes que han logrado salir exitosos con sus respectivos proyectos; ellos, también conocidos como los “asesores de la experiencia”, han sabido plasmar la importancia de poder –saber- articular Emprendedores (nosotros), la empresa, y el Estado.

PERÚ: Jaguar de Sudamérica?
Luis Chang, ex-asesor de la Dirección Ejecutiva de Perú-Compite, planteó el tema del crecimiento económico del Perú a nivel de Sudamérica, comparándolo con otros países como Brasil, Chile, Argentina y Colombia; los datos fueron obtenidos y están consignados en el World Economic Forum. Expuso que el Perú ha tenido en éste crecimiento un 7% anual en los últimos 8 años, debido en gran parte por el gran incremento de inversiones extrajeras en nuestro territorio y por el creciente “boom” turístico que hemos venido experimentando debido a aconteceres como el reconocimiento de Machu Picchu como maravilla mundial, por ejemplo.

watermark Sin embargo, aún debemos aprender a afrontar nuestros grandes problemas; entre ellos, la educación, la infraestructura y la preparación tecnológica. Por lo que si queremos ser verdaderos “jaguares” en Sudamérica debemos de innovar. Aparte de ello, como parte de su presentación, expuso que sólo uno de cuatro peruanos estamos inmersos en actividades emprendedoras, de las cuales el 68% no generan empleos pues se trata de negocios personales; en ese sentido, el emprendedor fracasa dos o tres veces antes de conseguir el éxito.

Por lo que para forjar un aguerrido “jaguar” necesitamos “darle duro” a la educación, trabajar específicamente las tres I´: Instituciones, Infraestructuras e Innovación.

Virus empresariales
Fernando Zelada, Director de Mercadeando, hizo una muy entretenida y certera exposición acerca de los problemas que asechan a los paradigmas empresariales que se nos presentan, a estos problemas los llamó “virus”, la enfermedad de los negocios. Entre ellos, explicó algunos como:

– Virus del Ingeniero. El cual hace referencia al mal uso del lenguaje con el que tratamos de llegar a nuestros clientes. Muchas veces tratamos de explicar en qué consisten, o qué contienen nuestros productos en base a lo que nosotros creemos que el cliente conoce, cuando en realidad no es así. NO a los “tecnisismos”. No debemos manejar el mercado de acuerdo a nuestra perspectiva, sino que debemos trabajar dentro del entender común usando un lenguaje simple y preciso para llegar al público que queremos para nuestro producto.

– Virus del Vengador Anónimo. Como el nombre lo anuncia, este virus es aquel que no se da a mostrar, que no maneja una personalidad propia. Muchas veces realizamos cosas, o hacemos un producto que no tienen una marca que los identifique como nuestros. Lo que no se identifica no se demanda. Para ello es importante crear un publicidad personificada, simple, dar a conocer lo que nosotros queremos, sin muchas complejidades: “una publicidad a prueba de brutos”.

– Virus de la Competitivitis. Este tipo de virus consiste en reconocer y probar hasta qué punto nuestro producto atrae al cliente, ya que mayormente estamos más preocupados en lo que la competencia hace o deja de hacer que lo que nuestros clientes quieren o necesitan, siendo el cliente más importante que la competencia.

Y finalmente,

– Virus Cornejianus. Este virus hace morir a los empresarios contentos, por qué? porque asociamos el concepto de “calidad” a como nosotros lo entendemos y queremos que sea, y no a como el cliente lo requiere. El concepto de calidad a fin de cuentas, ojo con esto, es lo que el cliente busca.

Las(os) protagonistas
Antonio Orjeda, Periodista y autor del libro “Mujeres Batalla”, expuso la parte reflexiva de la cita. Contó un poco acerca de su experiencia y las entrevistas que había realizado a las personas con las que estuvo trabajando para el contenido de su mencionado libro.

Él dijo que había descubierto su lado femenino y que todos nosotros deberíamos hacer lo mismo. -Qué?!- Lo sostuvo a raíz de las entrevistas realizadas a las personas que les mencioné, en las que, dijo, se dio cuenta de las diferencias entre varones y mujeres en el sector empresarial al momento de comenzar un negocio (o emprender uno propio) era muy marcada; entre estas diferencias mencionó que las mujeres son las que mayormente se arriesgan a realizar cosas, son las que en mayor cantidad toman las decisiones de emprender negocios por su propia cuenta, y son más solidarias entre ellas, tal es así que existe una “Asociación de mujeres emprendedoras” que ayudan a mujeres que recién se inician en este oficio; mientras que los varones somos un poco más conservadores respecto a este tema, estamos más a lo seguro y somos poco de arriesgar. Por otro lado, sostuvo también que eran las mujeres las que reconocían siempre sus errores en esta carrera empresarial y que eran contrarias a los varones en este aspecto ya que éstos sólo comentaban de sus éxitos y números de ventas.

Por ende, a las mujeres les iba mejor en el emprendimiento de sus empresas que a los varones, en tanto que sabían y tenían muy en cuenta sus errores y experiencias pasadas y además actuaban con profunda humildad al momento de encararlas y reconocerlas.

Así fue que finalizó la primera parte de este interesante Seminario, gran antesala de lo que fue el Taller de Turismo Sostenible (motivo de otro post más adelante).

[Estando en el auditorio, en pleno Seminario, se me vino a la mente la siguiente escena de la película “En busca de la Felicidad”, protagonizada por Will Smith]

Anuncios